¡VISITA NUESTRO TUMBLR PARA COTILLEAR MIENTRAS ESPERAS QUE TE RESPONDAN POST!
”HOLYWELL TAMBIÉN PUEDES VISITAR EL NUEVO MURO DE HOLYWELL. ¡DEJA UN MENSAJE!
Ubicada en el condado de Berkshire, en Inglaterra, Holywell City recibe octubre con temperaturas que oscilan entre los 6°C y los 15°C. Se esperan lluvias durante todo el mes, con ocasionales tormentas provenientes del sur. Fuertes ráfagas de viento atraviesan la ciudad de punta a punta, por lo que es recomendado no dejar objetos sin supervisar a la intemperie.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 11 el 23.12.14 14:18.







Colors - A. Fox

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Colors - A. Fox

Mensaje por Anya L. Treadaway el 09.02.15 18:15

Pyter y Roddie podían hacer muchas cosas en casa, de hecho Anya poco se quejaba de no tener la ayuda suficiente en la vivienda colectiva, sin embargo había algo que a ella le gustaba hacer y que la relajaba un poco de su rutina escolar y de trabajo; las compras. Le agradaba la tarea por varias razones, dos principales, la primera era que Annie era la única que lograba comprar lo necesario con pocas cantidades de dinero, no gastaba en cosas innecesarias y siempre le quedaba suficiente para buscar más frutas en un pequeño mercado que ponían los fines de semana como una especie de feria, a su parecer las fresas eran más frescas en ese lugar y otra era que la pelirroja lograba satisfacer los gustos de los miembros de la casa a la perfección, si bien comían cualquier cosa que ella prepara también tenían sus pequeños placeres que ella no les podía negar así que solía comprar las galletas preferidas de la chica morena, los dulces salados que tanto le gustaban a su hermano y algunos snacks para media tarde que siempre le provocaban cuando estaba en casa o salía temprano. Anya hizo la lista antes de salir y se duchó, tan solo se puso unos leggins negros, una camisa ancha blanca, unas medias, unas botas y tomó la melena rojiza en un buque alto, no se maquilló y terminó con su abrigo y una bufanda. Roddie estaba viendo televisión antes de irse y Pyter había decidido trabajar el fin de semana. La pelirroja tomó sus cosas y salió de casa directo al bus, el estado de su moto no era seguro para que la manejara con tanta libertad.

No tardó en llegar al supermercado, el transporte la dejaba a solo unas calles que pudo caminar con tranquilidad, solo se detuvo cuando un pequeño perro como su Tobby empezó a olfatear las botas, la muchacha se inclinó y lo acarició un poco antes de irse de nuevo y limpiar sus manos en el proceso. La calefacción del lugar estaba encendida por lo que Anya pudo estar más cómoda y quitarse el abrigo y la bufanda para ponerlo todo en el borde del carrito. Empezó por las cosas personales; pasta de diente, cremas para el cabello, en su mayoría solo Roddie y ella gastaban ese tipo de cosas, su hermano no hacía alarde de que le faltara nada y Annie tachaba cada vez que terminaba comprando algo que reposaba en el papel. Luego buscó cereales y galletas, el carro se empezó a llenar poco a poco ya que en ese aspecto los tres mantenían sus diferencias. Luego de pasar por algunas tortillas y cosas del congelador quiso ver en qué estado estarían las frutas, solo ella las comía y a veces que convencía a Roddie, con Pyter había sido misión imposible.

Su asombro fue ver que las fresas, las toronjas y las naranjas estaban en excelente estado, nunca las había visto brillar tanto así que quizás podría hacer un solo viaje para sus compras y descansar el fin de semana, Annie era bastante estricta con la calidad de las cosas así que deja el carro por un momento solo y se inclina a buscar unas bolsas para empezar a meter algunas naranjas, unos cuantos limones, dos piñas y una sandía que venían perfectamente picadas y cuyos colores, amarillo y rojo respectivamente, relucían. Por último toma algunas fresas, sus favoritas, va haciendo nudos y colocando en el carrito, estaba bastante absorta en su tarea considerando que podría llegar a casa y hacer algún postre que ocultara el sabor verdadero de la fuente que en ese caso serían las frutas, eso sí tenía suerte con los sabores de helado que estaban en las próximas heladeras.


avatar

Libras : 53

Ver perfil de usuario

Re: Colors - A. Fox

Mensaje por Aeryn S. Fox el 10.02.15 14:59

Poco a poco me iba adaptando a la ciudad, no había sido demasiado difícil, sobre todo si cada vez que necesitaba algo tenia a cuatro idiotas babeando por hacerlo. Su hermanastro había intentado de todas las formas posibles echarla de la casa, pero la rubia jugaba con varias cartas a su favor y entre ellas estaba el padre del chico. No le soportaba por intentar ocupar el lugar de su padre. Pero tenia un don especial para la manipulación y le encantaba usarlo, le había llamado llorando diciendo que le había gritado, tratado mal, echado a la calle y no le permitía entrar. Al poco de pasar esto el chico había aceptado a que se quedase, aunque podía ver que no le hacia gracia. El no la soportaba pero a la rubia eso le daba igual, es mas disfrutaba ver como se enfadaba con ella. Ya actuaba en la casa como si fuese suya, el cuarto que le había tocado, mas bien, que se había apropiado ya lo transformo totalmente, poniéndolo a su gusto. Por supuesto había puesto una cerradura a su habitación, nadie que ella no quisiese iba a entrar allí, aunque la verdad entraba bastantes veces. Miro su móvil en blanco, en aquella ciudad era una desconocida aun pero tenia la forma ideal para darse a conocer -una fiesta de bienvenida- dijo en voz alta. Por supuesto no tendría el permiso del idiota pero eso no le iba a impedir celebrar una fiesta épica.

Tenia que ir a comprar varias cosas para la fiesta, no le apetecía conducir por lo que llamo a uno de los babosos que acepto enseguida en llevarla y esperarla. Se vistió simple, aunque siempre provocativa. El camino en coche fue un peligro, no apartaba la vista de mi y casi nos estrellamos un par de veces. Al llegar quiso cobrarse el favor, pero acostumbrada a esto lo evite fácilmente, la verdad no tenia interés en el, ademas los nervios le había jugado una mala pasada y sudaba mucho, seguramente esta era la ultima vez que lo veía. Al entrar en la tienda cogió el móvil y escribió un mensaje al tipo del coche - puedes irte, no te necesito mas y hazle un favor al mundo, usa desodorante- sonrió con malicia al cerrar el móvil sin esperar respuesta. Cogió un carro y empezó a echar las cosas que necesitaba. Estaba pensando las cosas que le hacían falta cuando una de las chicas se le hizo conocida, no la reconocía, pero ella jamas olvidaba una cara. Seguía a la chica con la vista hasta que ubico a la joven, era la joven que tanto apreciaba su hermanastro y que había visto alguna vez por la casa, le había advertido que se alejara de ella.

Como quien no quiere la cosa fue acercándose poco a poco a la pelirroja y cuando la tuvo al lado -eres Anya ¿verdad?- dijo con la mejor de sus sonrisas, su idea era ganarse la confianza de esa niña ¿por que? realmente ni ella lo sabia, pero si sabia que eso mortificaría al idiota. Dejo el carro a un lado -soy Anyra, la hermanastra de Corant- me presente, no sabia que le habría dicho el chico de mi, pero eso no se interpondría en mi objetivo - veras, estoy pensando en hacer una fiestecilla por eso de que soy nueva y tal- me separo un poco y le dejo ver el carro -pero no se que gusta por aquí, ¿podrías ayudarme?- digo con voz inocente, si la joven picaba seria el primer paso para ganarme su confianza y mientras mas cercanas fuésemos mas se enfadaría el - por supuesto estas invitada- le sonrió calidamente.
avatar

Libras : 14

Ver perfil de usuario

Re: Colors - A. Fox

Mensaje por Anya L. Treadaway el 11.02.15 10:31

Anya tenía un don natural para seleccionar solo aquellas cosas que estuvieran en buen estado para sus comidas, le gustaba cocinar y tenía la facilidad necesaria para tomar las frutas y verduras que mejor estuviesen para que sus platillos no se dañaran con facilidad, quizás eso se debía a que, mientras Pyter y su padre jugaban en el parque o hacían uno que otro invento, ella iba con su madre de compras y se alzaba de puntillas para seleccionar solo lo mejor. Kirby le enseñó a palpar con sus dedos, a ver la suavidad y apreciar los colores que marcaban el principal indicativo de las comidas, de pequeña se equivocaba pero fue algo que perfeccionó con el tiempo, incluso ya adolescente, y antes del accidente, era ella quien hacía las compras mientras sus padres buscaban trabajo o hacían cualquier cosa. No fue de extrañarse entonces que, cuando la casa de su abuelo materno quedara a nombre de ella y Pyter, fuera Anya quien decidiera encargarse de ese aspecto, especialmente cuando llegó Roddie que los deberes quedarían más divididos en busca de un equilibrio. Tachaba en la lista cuantas cosas tomara y las colocaba en el carrito, no era raro que tomara la parte trasera del papel para escribir lo que faltaba y que, a fin de cuentas, tendría que ir al pequeño mercado el fin de semana.

Estaba concentrada mientras veía algunas peras y posaba el lapicero en sus labios como si dudara, esas solo le gustaban a ella y no creía que fuera una buena opción llevarlas. Una voz llama su atención y ella gira frunciendo un poco el ceño cuando mencionan su nombre. Se encuentra con una rubia, evidentemente hermosa que se dirigía a ella como si la conociera de toda la vida. A la pelirroja le basta oír el nombre de Corant para ablandar sus gestos, ¿su hermanastra? No veía al chico desde hacía semanas luego del baile, habían intercambiado algunos mensajes, Cory le mencionó algo de su hermana recién llegada pero por el tono y el cambio en el tema no parecía querer enfocarse en hablarle a Anya del asunto, o por lo menos no hasta que ella le dijo que tendrían que hablarlo cuando se vieran. La joven quedó con una evidente curiosidad y ganas de saber más, ahora, ¿Qué le habría dicho él de ella a la joven que ahora estaba frente a sus narices? —Si, soy Anya. ¿La hermanastra de Cory?, creo que me mencionó algo hace unos días. Un gusto conocerte—. Comentó con su habitual ternura y amabilidad tendiendo su mano hacia la chica, pasando el lapicero y la lista arrugada a su otra mano.

Anya siente curiosidad, ¿una fiesta?, ¿Cory lo sabría?, de todos modos no conocía a la rubia y no iba a pasar por grosera haciendo preguntas que no venían al caso, mientras pudiera ayudar la ayudaría, después de todo lo mismo que estaba haciendo lo había hecho con Corant, no podía ser tan diferente. —Te entiendo. No soy la persona que más va a fiestas en esta ciudad, mi entorno no es tan... de ese modo. Pero puedo ayudarte con algunas referencias que se. ¿Quieres algo grande o más bien para contadas personas?, creo que todo depende de lo que tengas en mente—. La pelirroja habla con tranquilidad mientras toma el carrito. —Y gracias por la invitación, espero que el trabajo y la universidad me permita ir.


avatar

Libras : 53

Ver perfil de usuario

Re: Colors - A. Fox

Mensaje por Aeryn S. Fox el 13.02.15 16:11

La rubia no era de tener amigas y si las tenia era por que algún plan pasaba por su cabeza y eso era lo que estaba pasando en la cabeza, un plan de como molestar al imbécil y la joven que tenia ahora delante, se lo había puesto en bandeja, sabia el aprecio y lo protector que era el chico con la chica, así que el mero echo de que estuviesen juntas le molestaría. No era la primera vez que usaba a alguien para hacer daño o jugar con otra persona. Recordaba muy bien todas las vece anteriores y recordaba la sensación de satisfacción al lograr su objetivo, pero de nada servia ahora mirar al pasado, como había leído en algún lado, ''lo pasado pasado esta''. Conseguiría hacerse la mejor amiga de la chica, ese era su principal objetivo ahora, luego ya pensaría en el resto del plan y como llevarlo a cabo. La joven no era como las otras personas que había utilizado antes, lo normal eran personas engreídas que se creían alguien o simplemente le caían mal y las humillaba para hacerles saber que estaban por debajo de ella. Debían de besar el suelo que ella pisaba. Pero esta vez era una chica en apariencia, ya que no la conocía, humilde e inocente, era la típica persona que podría ablandar un corazón, pero el de Aeryn era de piedra. Si no se escuchasen los latidos, se podría decir que no tenia.

Le estreche la mano con la mejor de las sonrisas -si, su hermanastra, también me alegro de conocerte- suelto su mano y observo alrededor como despistada - es tan raro todo- suspiro con voz triste, mirando al suelo -no conocer a nadie y haber dejado a todos mis amigos atrás- pero que buena actriz era, se piropeo ella misma. Miro a la joven -Corant te aprecia mucho- me apoyo un poco en la estantería - y se nota que tu le aprecias a el- podía leerlo en su cara cuando se hablaba de el -espero que tu y yo también podamos ser amigas- miro su carro y me fijo que lleva mucha fruta -veo que te gusta la fruta, a mi también- cojo dos  peras que hay en la estantería y la meto en una bolsa -estas me encantan- no las había probado nunca pero cuando llego, había visto a la chica mirándolas fijamente.

Por lo poco que había podido conocer de la joven sabia que aceptaría a ayudarle con la fiesta, y así fue, aunque se excuso un poco en que ella no era de fiestas, pero por si tenia alguna duda -Muchísimas gracias- la rubia expresaba una falsa emoción -no sabes como te lo agradezco, como sabes aun no me e adaptado del todo y la verdad que tu ayuda me vendrá muy bien, así podrás decirme lo que gusta por aquí- sonrió ampliamente - gracias de verdad, te debo una- le abrazo como si la conociese de toda la vida -uy, lo siento, me he emocionado- me retiro un poco como avergonzada. Mira la tienda y luego a ella otra vez - supongo que para una fiesta de bienvenida, como no conozco a nadie debería ser para muchos ¿no?- pregunto inocente, debía ser una fiesta increíble. La rubia mira algo decepcionada -no no, tienes que venir si o si- le suplica.
avatar

Libras : 14

Ver perfil de usuario

Re: Colors - A. Fox

Mensaje por Anya L. Treadaway el 13.02.15 22:21

De principio fue todo muy extraño. Anya se sentía un tanto cohibida porque no había conocido nada de la chica por Corant y eso que hablaban más de la cuenta, se le hizo un poco misterioso que no le comentara nada de su hermanastra y que cortara el tema de una manera tan tajante, ella había pedido explicaciones y esperaba que él se las diera, era lo mínimo que merecía y su amigo sabía que a ella solo le importaba su bienestar y no encontrarlo más nunca como aquella noche en medio de la calle. Por otro lado no había nada de qué preocuparse, la historia de la hermana por parte de padre era verdad y ella era familia de Cory, no iba a hacerle nada malo y se veía diferente a él; viva, audaz. Hablaba con rapidez y bastantes expresiones, además que era una chica muy guapa y segura de sí, eso lo veía la pelirroja que se sentía un poco intimidada en ese momento. Sellaron la presentación estrechando sus manos, la piel de la rubia estaba cálida a diferencia de la de ella que había tocado todos los alimentos en las neveras y en el supermercado que en sí estaba bastante frío a pesar de la calefacción en comparación con el exterior. El comentario de Corant hizo que una sonrisa apareciera inmediatamente en los labios de la pelirroja sin que ella lo pensara o planeara hacerlo, lejos de sus problemas ella lo quería, lo quería mucho por más que peligrara la relación con su propio hermano. Annie acomoda su cabello tras su oreja y baja un poco la mirada. —Es bueno saberlo, y si, yo también lo aprecio… mucho—. Annie sonríe cuando ve que toma la misma fruta que ella tomó en su momento, si era así tenían gustos bastante parecidos. —No te preocupes, uno se siente perdido cuando llega a un lugar nuevo, estoy a tu disposición para lo que necesites, eres familia de Cory, una llamada basta y puedo ayudarte si esta a mi alcance—. Enseguida los ojos chocolates de la pelirroja se fijan en el estante mientras ella asiente. —Si, realmente me gustan las peras, pero a mi hermano y a una amiga que vive con nosotros no, entonces tengo que pensar si realmente vale la pena llevarla.

Annie da pequeños golpecitos a la espalda de la chica mientras sonríe a mitad de un abrazo, cuando esta se separa la joven niega alzando su mano y restándole importancia al asunto. —No tienes que agradecer, va a ser un gusto poder ayudarte con lo poco que se, solo espero no dañar tu fiesta, como te dije no se demasiado de todas esas cosas. Si quieres podemos avanzar, hay alacenas de vasos, gaseosas y todo eso.— Comento la pelirroja mientras perdía el rumbo y empezaba a tomar otro camino. Desde luego si quería conocer gente debía invitar a muchos, Anya asiente, claro que iría pero ¿Cory sabía todo eso?, las fiestas y esos detalles no ayudaban mucho a que su amigo se levantara, estaba un poco mejor desde sus inicios y Annie no quería pensar que se estuviera castigando de nuevo o que no supiera nada. —Pues Cory tiene buenos amigos, puedes avisar en la universidad, no creo que se pierdan una fiesta. Necesitarías botanas y… bebidas, muchas bebidas, creo que eso es lo que más les atrae—. De repente la muchacha frunce el ceño en medio de la estantería de vasos y cosas para fiesta. —Por cierto… Corant sabe de la fiesta, ¿cierto?


avatar

Libras : 53

Ver perfil de usuario

Re: Colors - A. Fox

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.