¡VISITA NUESTRO TUMBLR PARA COTILLEAR MIENTRAS ESPERAS QUE TE RESPONDAN POST!
”HOLYWELL TAMBIÉN PUEDES VISITAR EL NUEVO MURO DE HOLYWELL. ¡DEJA UN MENSAJE!
Ubicada en el condado de Berkshire, en Inglaterra, Holywell City recibe octubre con temperaturas que oscilan entre los 6°C y los 15°C. Se esperan lluvias durante todo el mes, con ocasionales tormentas provenientes del sur. Fuertes ráfagas de viento atraviesan la ciudad de punta a punta, por lo que es recomendado no dejar objetos sin supervisar a la intemperie.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 11 el 23.12.14 14:18.







Wesley F. Robbinson

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wesley F. Robbinson

Mensaje por Wes F. Robbinson el 20.12.14 18:45



Robbinson, Wesley F.
Daniel Sharman




NOMBRE COMPLETO: Wesley Frederic Robinson.
APODOS: Wes.
EDAD: 22 años.
ORIENTACIÓN SEXUAL: Heterosexual.
OCUPACIÓN: Estudiante de Arquitectura.
IDEOLOGÍA: Hansen.

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA
I'd rather laugh with the saints
Wes es de la clase de personas que no siente vergüenza por nada, dando la sensación de que está absolutamente cómodo consigo mismo. Y lo está. No se acompleja por nada, así como en su mente jamás hace el ridículo, aunque quizás te haya hecho pasar a ti el momento más embarazoso de tu vida. Es un dormilón de primera, porque su primera opción siempre es dormir. Hasta en el momento más inoportuno se le escapa un bostezo que disimula lo mejor que puede, del mismo modo en el que se acomoda en los lugares más incómodos y se duerme como si nada pasara. Te aconsejaría que le pegues un buen grito si empiezas a notar que está parpadeando con lentitud, porque eso significa que está asegurándose de que está lo suficientemente cómodo para echarse una siesta. Podríamos decir que lo peor del caso es que ni siquiera se molesta en ocultarse para dormir fuera de lugar: de repente lo ves desparramado sobre una mesa o acostado sobre sillas alineadas. El lado gracioso, si lo hay, es que no, Wes no es de los tíos que se ven sexy durmiendo, ni de cerca. Nunca supo porqué, pero no puede dormir si no tiene la boca abierta. Y ronca, Dios, sabrás que es él porque se lo escucha kilómetros a la redonda. Pero no vayas a mencionarlo, que lo negará como si su vida dependiese de ello.

Es un believer, esto es, religioso hasta la médula. Nunca se olvida de rezar por las noches o de asistir a misa. Tiene una gran fe, aunque no la anda presumiendo ni intentando evangelizar al mundo. Cabezota, ugh, hacerlo cambiar de opinión cuesta lo que mover montañas. Sea el tema que sea, Wes dice lo que tiene que decir y se queda de brazos cruzados, esperando a que le lleves la contraria para seguir debatiendo porque, honestly, le encantan los debates. Tiene la sonrisa a flor de piel, de hecho, si te lo cruzas en la calle lo más probable es que vaya sonriendo por cualquier cosa. No hace falta decir que tiene bajo la manga numerosos matices que, con un leve cambio en la inclinación de labios, pueden significar miles de emociones distintas. Es bastante expresivo al hablar, hace muecas y movimientos de cejas para ilustrar sus palabras, y, como si con lo anterior no bastase, hace énfasis en lo que dice moviendo además sus manos.

Desde pequeño mostró mayor afinidad con la ideología de los Hansen, probablemente porque sus padres lo criaron para que así fuese, incluso sin ser ellos mismos grandes participantes de la política. El tiempo que Wes no está estudiando o con sus amigos, lo pasa intentando ganarse el favor de Bernard Johnson, y es que ese hombre parece tener la vida solucionada. No importa de qué se trate, si el líder de los Hansen necesita algo, él irá y lo hará con gusto. No confía en las personas a la primera, pues en algún rincón de su mente cree que todos tienen un plan siniestro escondido en el fondo de sus corazones. Mucho menos confía si se trata de profesionales de la salud y es que, ¿han oído de la cantidad de casos de doctores que falsificaron sus papeles?

No hay que dejar pasar el hecho de que, si bien es un tipo un poco indeciso si los hay, tiene algunas cosas bien en claro como, por ejemplo, que no será como su padre en el futuro, o al menos se esforzará para no serlo. ¿Un hombre malhumorado, impaciente, aparentemente incapaz de disfrutar la vida? No, está seguro de que no quiere ser eso. Y volviendo a su indecisión, nunca parece del todo convencido en las elecciones que hace y, la verdad es, que casi nunca lo está. Es decir, y seguro puedes entenderlo, la mayoría de las veces se queda con la sensación de que quizás hubiera sido mejor la otra opción.

A pesar de todo lo anterior, hay que recordar que Wes es un chico de sólo 22 años, al que le gusta salir con sus amigos, beber cerveza y divertirse. No sabe ver que le están tendiendo una trampa, pues como todo ex-adolescente cree que se las sabe todas, así que cae de cabeza en cuanto lo provocan, sobretodo si tiene algunas jarras encima. No tiene talento de adulador, por lo que puede resultar muy cómico verlo mientras intenta obtener algún favor a base de palabras bonitas. Es adicto a los videojuegos y a las cartas; no es que apueste todo cuanto tiene, pero echar unas jugadas de vez en cuando con sus amigos para sacar algo de dinero le parece un buen pasatiempo. Y es aún más divertido si se trata de juegos de video, como el FIFA o alguno de carreras; pueden pasarse toda la noche discutiendo acerca de quién hizo más trampa y al final acabar todos dormidos sin haber nombrado a un ganador. Claro que Wes siempre dice que él ganó, pero con esa mirada nerviosa no convence a nadie. ¿Olvidé mencionar que tampoco tiene talento para mentir?

BIOGRAFÍA PERSONAL

+ Nació en Holywell City un 27 de Julio, 22 años atrás, y fue el único hijo de sus padres, dos descendientes más de alguna familia cuyo apellido no trascendió en la historia. La condición de hijo único no fue nunca motivo para ser un malcriado o un caprichoso, de hecho, los señores Robbinson se encargaron siempre de enseñarle, por las buenas y las malas, que no tendría todo lo que quisiese y que, algunas veces, tendría que bajar la cabeza y aguantarse las cosas. Desde niño desarrolló la habilidad de hacer amigos, pues no contaba con hermanos como para obviar dicho talento, y gracias a ella es que hoy puede decir que la vida sin su grupete no sería la misma.

+ Si hay una persona que puede decirse que tuvo una gran influencia en la vida de Wes, ese definitivamente es su abuelo. Él fue el principal impulsor de su fe en Dios, le enseñó a temerle del mismo modo en el que había que amarlo. También le enseñó, como bien dice la canción, que Dios sólo ayuda a aquellos que aprenden a ayudarse a sí mismos, y para Wes no podría tener más razón. Cuando el chico tenía 13 años, le regaló una guitarra, obsequio conseguido en Londres en un viaje de vaya-uno-a-saber-qué -al viejo cualquier excusa le servía para viajar-. Bueno, la guitarra y un manual, junto con algunas clases.

+ Tras haber cumplido los dieciocho años, en diciembre de ese mismo año, su abuelo falleció debido a complicaciones pulmonares sumadas a su vejez, lo que fue un golpe duro para Wes, que estaba comenzando a considerar la idea de contarle sus deseos de ser músico. Pero era algo más que eso, su abuelo era de esos ancianos cascarrabias que le hacía reír y que era un gran conversador cuando nadie estaba mirando. Le habría gustado aprender algo más de él, exprimir la sabiduría que se escondía detrás de aquellos ojos que fingían no ver lo que percibían perfectamente. Mas el tiempo no le dio espacio para eso y tuvo que contentarse con la idea de que tal vez ese era el plan de Dios de para él. No hace falta decir que sus notas bajaron considerablemente durante esos meses, hasta que finalmente decidió terminar con la cabeza bien alta el bachillerato y se esforzó por retomar sus hábitos de buen estudiante.

+ Cuando terminó el bachillerato se apuntó para estudiar Arquitectura en la Universidad, siguiendo los pasos de su padre, que le dio unas palmadas en la espalda mientras él fingía una sonrisa, sintiendo que había cometido un gran error. Tendría que haberse ido de la ciudad en ese momento, antes de ese momento, mientras aún podía. Pero el temor a lo desconocido, a ensuciar el buen apellido de su padre lo venció y ahora no hay día en el que no piense qué habría cambiado de haber tenido las agallas para dejar todo atrás.

+ Contrariamente a lo que él mismo había esperado, resultó ser un estudiante mejor al promedio en la universidad. Sus manos se acostumbraron rápidamente a los planos, a las líneas finas y a la precisión, mientras que sus ojos se volvieron críticos ante los distintos estilos arquitectónicos. Su padre supo resolverle todas sus dudas y aconsejarle sobre las mejores formas de estudiar tal o cual asignatura, al mismo tiempo que su madre le preparaba café para sobrellevar toda una noche de intenso estudio. Y las matemáticas nunca se le habían dado mal, por lo que cursar esa carrera es casi un sueño para Wes. Casi.

OTROS DATOS

+ Suele frecuentar Jenkins' con sus amigos, incluso tienen su mesa allí, una pegada a la pared desde la que puede verse todo lo que sucede alrededor, tanto en la barra como en el karaoke y la pista de baile. No es raro verlo con el micrófono los fines de semana, con las mejillas sonrosadas debido a la cerveza.

+ En cuanto empezó la universidad, tres años atrás, escondió en su armario la guitarra que le regaló su abuelo en un intento de sepultar todas sus ideas sobre la música, y no la ha sacado de allí desde entonces.

+ Detesta a los extranjeros, pero es algo que va más allá de la ideología que adoptó como propia. Es algo que no puede explicarse, ni él mismo sabría poner en palabras lo que siente cuando ve a un extranjero paseando por las calles de su ciudad. La sangre se le agolpa en la carótida y siente ganas de patearlo hasta las vías del tren para que vuelva al escondrijo del que salió. Lo curioso es que soñó en algún momento con irse de Inglaterra y conocer el mundo.

+ Siempre lleva una cadena de la que cuelga una cruz templaria, ambas de plata, debajo de su remera/camisa/lo que sea. Es una pequeña manía que cogió de pequeño y que al día de hoy sigue teniendo.

avatar

Libras : 140

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.