¡VISITA NUESTRO TUMBLR PARA COTILLEAR MIENTRAS ESPERAS QUE TE RESPONDAN POST!
”HOLYWELL TAMBIÉN PUEDES VISITAR EL NUEVO MURO DE HOLYWELL. ¡DEJA UN MENSAJE!
Ubicada en el condado de Berkshire, en Inglaterra, Holywell City recibe octubre con temperaturas que oscilan entre los 6°C y los 15°C. Se esperan lluvias durante todo el mes, con ocasionales tormentas provenientes del sur. Fuertes ráfagas de viento atraviesan la ciudad de punta a punta, por lo que es recomendado no dejar objetos sin supervisar a la intemperie.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 11 el 23.12.14 14:18.







Pyter Loic Treadaway Carver • ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pyter Loic Treadaway Carver • ID

Mensaje por Pyter L. Treadaway el 27.01.15 19:59



Treadaway, Pyter
Andrew garfield




NOMBRE COMPLETO: Pyter Loic Tredaway Carver
APODOS: Pyter - Pyt
EDAD: 24 años
ORIENTACIÓN SEXUAL: Heterosexual
OCUPACIÓN: Estudiante de Matemática - Empleado en un local de computadoras
IDEOLOGÍA: Miller

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA
Eres mas valiente de lo que crees, mas fuerte de lo que pareces, mas inteligente de lo que piensas...
Es un chico tímido, inseguro, estudioso y muy amable. Siempre se preocupa por el bienestar de los demás y tiene la mejor de las disposiciones a la hora de ayudar a quien lo necesita sin mayor discriminación. Es común verlo en la biblioteca, frecuentemente solo o en compañía de alguno de sus pocos amigos No es de los estudiantes que a pesar de saber la respuesta enseguida levanta la mano para dar a conocer su capacidad intelectual, es mas bien reservado en ese aspecto, suele susurrarlas por lo bajo, pero solamente para que sus amigos la sepan en caso de que los profesores pongan en juego que tanta atención estaban prestando en la clase, odia llamar la atención, es como si tuviera pánico a tener todas las miradas sobre él. Tiene una terrible tendencia a sentirse mas inferior de lo que en realidad es, lo que suele causar que se rebaje mas de lo necesario y entre en una depresión que intenta ocultar de las demás personas. Además a veces cree que no merece nada de lo bueno que le llega, pues, a veces siente que tuvo suerte en la vida, otras que tomo decisiones equivocadas, otras simplemente piensa que no hizo gran cosa para merecerlas.

Pyter es una persona tranquila, siempre se lo ve de esa manera, como si todo estuviera bien, pero detrás de sus ojos colo avellana, siempre esta la verdad de como se siente constantemente. Le cuesta exteriorizar sus sensaciones, es muy cerrado, muy tímido y a veces puede llegar a ser muy inocente, le importa lo que piensen las personas, y por eso teme a que lo juzguen mal o se rían de él. A veces es algo influenciable, aunque es muy maduro para su edad y tiene un gran sentido de la responsabilidad, por lo que sabe cuando debe poner mano dura ante determinadas situaciones. Es muy inteligente a la hora de darse cuenta de lo que es correcto o lo que no, sabe identificar a las personas y determinar sus habilidades, es muy optimista y siempre valora las gracias de las personas que lo rodean, es en lo primero que se fija en las personas, lo que las hace únicas.

A pesar de su tranquila personalidad, la modestia a la hora de hablar, su comportamiento calmo y no tan travieso como el de sus amigos, sabe saltar para defender lo que debe ser defendido, o de atacar cuando siente que algo amenaza la vida de otras personas. Odia la violencia, y la agresividad, para él hay muchas maneras de lograr las cosas, sin llegar a esos extremos. Daría lo que fuera por las personas importantes para él, valora mucho la amistad, el amor y la familia. Es un amigo fiel, una persona que sabe dar excelentes consejos, que él mismo nunca se dará a si mismo o que nunca los aplicará a su vida, pero que frecuentan ser muy útiles y certeros. Suele ser muy respetuoso, caballeroso y modesto. No suele recriminar a las personas, sino que trata de decir las cosas con la mayor paciencia posible.

Es normal verlo con su música y sus libros, en su mundo, suele hacer eso, pues es lo que en verdad es. Si bien no sabe cantar o tocar algún instrumento, para él, la música es la banda sonora de la vida.

BIOGRAFÍA PERSONAL

Kirby Abbie Carver, se sentía bastante observada en aquel funeral. A su lado, su esposo, Loic Treadaway era ignorado por todos. A su otro lado, sus dos hijos, Anya y Pyter, eran el centro de la atención, incluso mas que el homenajeado ese día, quien se hubiera puesto celoso... de estar vivo. Steve Carver, padre de la joven que se sentía observada, había vivido por setenta y cuatro años. Aquel abogado que solo sería recordado por las personas a las que defendió, y aquellos que perdieron un juicio ante su inmutable presencia, sus vecinos también lo recordarían, pues, Steve, era de esas personas que bastaba verla una sola vez para saber como era. Todos lo conocían, todos sabían que pensaba y como iba a reaccionar, todos menos sus dos nietos, quienes nunca habían tenido el placer de conocerlo. Una anciana de pelo cano se paro frente a los presentes para dar un discurso el cual Pyter evito escuchar, haciendo oídos sordos a todo lo que estaba pasando a su alrededor, y mirando de reojo el lugar donde su madre se había criado.

El joven de veinte años, sabía parte de la historia de su madre y de su abuelo. Sabía que su abuela, la madre de su madre, había muerto cuando Kirby era joven y eso había cambiado mucho a la pequeña familia y en especial a Steve. Tras la muerte de la misma, Kirby había optado por salirse de las clases de economía y contabilidad, carreras que cursaba de manera simultanea, y con deseos de alejarse del dolor, tomo un tren hacía el primer destino anunciado. Steve no lo había tomado tan bien, tanto que le pidió que no regresara, promesa que ella rompió. En la ciudad de Mánchester, ciudad a la que Kirby fue a parar fue donde conoció al violinista Loic Treadaway. Loic no era joven, no tenía su misma edad, pero su sonrisa y sus ojos claros tenían mas vida que los de la pelirroja. El joven tocaba en una esquina, donde Kirby lo fue a ver por una semana, con sus trajes y vestidos elegantes, propios de una joven de sociedad. Un día tras una balada, el joven la invito a que, al día siguiente, lo fuera a ver a otro lugar, mas propio de ella, y así ella lo vio tocar en un restaurante, acompañado de una orquesta que musicalizaba la cena de personas ricas y con poder. Cenaron esa noche y muchas mas. Loic, a diferencia de lo que Kirby pensaba, no era pobre, en realidad no lo era. Su padre era dueño de un par de restaurantes, algo a lo que el joven le quito importancia de inmediato, se había criado con su tía, quien, tras quedar en silla de ruedas por un golpe en la espalda, solo le había quedado el placer de seguir tocando música, le había enseñado a Loic todo lo que sabía, y este comenzó a enseñarle a Kirby. La pelirroja de ojos marrones, encantada por aquel joven, se sintió cómoda como estudiante, y se fue a vivir con el joven cuando su propio dinero se acabo. Loic la mantuvo, y cuando esta supo acompañarlo en la música comenzó a tocar con el en las esquinas de la ciudad, donde todo lo que ganaban iba a parar a los bolsillos de la joven. Así, las vacaciones de Kirby, pasaron a durar dos años, seis meses y cuatro días. Tiempo en el cual se volvió una experta en la música, la libertad y la creencia de que todo era posible. Se volvió maestra en una escuela, y ayudaba a su, ya para ese tiempo, esposo con las cuentas. Vivían en la casa de la tía de Loic que había muerto meses después de la llegada de Kirby. El dinero que tenían les alcanzaba para poco, mas allá de las cuentas, pero ellos eran felices. Viajaban cuando lograban ahorrar algo, e iban en ciudad en ciudad mostrando su música, siendo París su ciudad favorita y a donde iban cuando querían escapar.

Cuando Kirby quedo embarazada, ambos se sintieron llenos de felicidad, y fue cuando la futura madre quiso regresar con su padre, para saber como estaba, para darle la noticia, pero no fue como lo esperaba, pues cuando el matrimonio toco la puerta de la casa de la infancia de Kirby, y un hombre viejo abrió la misma, este afirmo que no conocía a ninguna Kirby Carver, incluso cuando esta lo llamaba padre. Los saco del pueblo en cuestión de segundos, y ese mismo día Loic conducía de regreso a Mánchester mientras Kirby lloraba en silencio. Siete meses mas tarde nacería Pyter Loic Treadaway, pero ni sus ojos marrones llenos de vida ni su sonrisa angelical, llamarían la atención de la madre. El padre, por su parte, lo cuido y crío como un padre a un hijo, y mas un padre que podía ofrecerle las veinticuatro horas del día. El tiempo pasaría y ninguna de las hazañas del pequeño serían suficiente para esa madre que no se alegro con sus primeros pasos y tampoco con sus primeras palabras. Kirby lo culpaba, inconscientemente, de ser el culpable de las palabras de su padre, la pelirroja, ya pisando los treinta, era una mujer adulta, pero que aún conservaba una personalidad algo infantil. En el cumpleaños numero tres de Pyter, Loic exploto. El joven no lo recuerda, pero se lo contaron, le contaron como su madre pretendió olvidar la fecha y su padre, defendiendo al pequeño le dijo todas las verdades en la cara. La pelirroja lloro todo el día, pero luego se disculpo, y le pidió a su esposo otra oportunidad. Otro hijo. Parecía ser la solución. Quedo embarazada rápido, y en los meses en los que se esperaba al nuevo integrante de la familia, cuido y presto mas atención a su hijo, queriendo recuperar los años perdidos, pero aún lo acusaba con la mirada de culpable. Ni Kirby ni Loic quisieron saber el sexo del bebe hasta que naciera, hicieron lo mismo que con Pyter, y una noche, llego Anya **** Treadaway, la princesa de una madre.

Las distinciones entre los hermanos eran claras. Kirby y Loic eran opuestos en muchas cosas, pero la música seguía presente, y mientras Kirby le compraba ropa y muñecas a su pequeña, Loic le compraba libros a su hijo que parecía mas que encantados con esto. Se complementaban, como una melodía, y todo era perfecto. Los hermanos crecieron, siendo Anya el calco de su madre, y Pyter el de su padre, salvo que tenía los ojos de su madre. Los viajes, la música, todo continuaba, todo era libertad.

El mayor de los hermanos ignoraba el infantilismo de su madre, pero estaba claro que lo notaba. Era listo, le encantaban las matemáticas y los números, era hábil y, para él, era natural. Al acabar el secundario entro a la universidad para estudiar Ingeniería Civil, pero la carrera no parecía convencerle, por lo menos no como debería. Fue cuando lo convencieron de que viajaran los cuatro. Desde que Pyter había entrado a la universidad, se había perdido muchos de los viajes, dado que tenía que estudiar, y, en dos años, con una familia como la suya, eran muchos, porque el matrimonio parecía aburrirse rápido de ver las mismas casas. Acepto, y cancelo un par de fechas de exámenes para poder viajar con su familia. Al subir al auto supo donde iban. Al funeral de su abuelo, aquel que nunca había visto y del cual nunca había oído hablar. Y allí se encontró, observado por miradas curiosas que susurraban cuando la familia pasaba.

Tras el funeral, el discurso y saludos formales, fríos y distantes. La familia paso dos semanas en la vieja casa de los Carver, poniendo al día papeles, viendo la herencia del hombre. No fue el viaje mas feliz, tampoco el mas aburrido. La familia como siempre tuvo con que entretenerse, pero se contuvieron de tocar música, temiendo que las miradas de las personas se intensificaran sobre ellos. Pasadas esas dos semanas, Loic estaba imposible de tratar, lo que le causaba gracia a sus hijos que interpretaban eso como la abstinencia de un padre que no podía tocar su preciado violín. Ni bien se subieron al auto y la ciudad desapareció, pusieron la música a todo volumen y se pusieron a cantar, como si la muerte de aquel familiar no importara nada. Pyter observaba por la ventana escuchando el canto de su familia, él no había heredado el gen, su canto le daba vergüenza y el único instrumento que tocaba era el piano. Sintió un golpe en su cabeza, amigable, de su padre que le decía que se uniera. Se negó y todos comenzaron a insistir. Vio a su padre darse vuelta para lanzarle una de las miradas que lanzaba cuando quería que le hicieran caso, y lo siguiente que escucho fue el grito de Kirby. Despertó en el hospital de Holywell, donde había nacido su madre, sin saber su nombre. Recordó todo poco a poco, y cuando se sintió mejor, le dieron las noticias. Su hermana estaba estable, pero aún no despertaba. Kirby había perdido al bebe, lo que fue una sorpresa porque Pyter no sabía que su madre tendría otro hijo. Tardaron en decirle que Loic había muerto. Se quedo al lado de su hermana esperando que esta despertara por dos días. Cada tanto iba a ver a su madre, pero esta parecía haber enloquecido. Decía que iba a ser un niño y que iba a ser bombero, que ayudaría al mundo y salvaría gatos en los arboles. El mayor la evitaba, porque sabía que su madre tampoco sabía que había habido una vida dentro de ella, creyó que era por el shock y que no quería enfrentar la muerte de su esposo. Cuando Anya despertó se mudaron a la casa de su difunto abuelo, sacaron las sabanas que cubrían los muebles, limpiaron y llenaron la cocina de comida. Esperaron a que Kirby se sintiera mejor y compraron los pasajes para volver a casa, pero la mujer no quiso viajar. No hubo palabras, no hubo forma de hacer que la pelirroja madre subiera al avión, no hubo forma de llevarla a casa. Pyter fue el que viajo para arreglar las cosas en Mánchester, y de llevar las cosas importantes a Holywell.

El tiempo que siguió fue peor. El abuelo, por parte de Loic, murió un año después de la muerte de su hijo, y todos los restaurantes pasaron a estar a nombre de los hermanos, que tuvieron que viajar para dejar a un amigo de Loic a cargo de los mismos. El dinero que les llegaba, sumado al alquiler de su casa en Mánchester, era bastante para dos jóvenes y una madre, pero no era el caso de ellos. La casa de Steve necesitaba muchos arreglos y el dinero fue a parar allí. En cuanto a Kirby, no mejoro, todo lo contrario. Sus hijos fueron testigos de como la mujer enloquecía y perdía la cordura. Cuando los arreglos terminaron, Kirby necesitaba ser atendida por médicos tiempo completo, y tras pasar meses con enfermeros que vivían en la casa, optaron que internarla era la mejor alternativa. El plan de Pyter era fácil, la internaban y ellos regresaban a Mánchester, a seguir sus vidas, dado que se habían atrasado con los estudios y la universidad, pero Anya no quiso dejar a su madre, y como el mayor no iba a dejar a su hermana, se quedaron allí. Anya entro a la universidad para ser docente, y Pyter descubrió que era mejor con la Matemática que con cualquier otra cosa. Empezó de cero y lento, pero tras que su madre fue internada, pudo retomar el ritmo, agradeciendo que varias materias le fueran validadas por la universidad de Holywell. Ambos tuvieron que ponerse a trabajar, porque ni el dinero que les llegaba era suficiente, y ellos debían vivir. Consiguió un puesto en una empresa de computadoras, y allí es donde gana algo de dinero, esperando que solo hayan sido cuatro años, y que no se sigan sumando años a los peores de su vida.

OTROS DATOS

▬ Tiene un collar con el símbolo del fuego, un reloj de plata que le regalo su padre al cumplir la mayoría de edad.
▬ Tiene un perro llamado Kevin

avatar

Libras : 13

Ver perfil de usuario

Re: Pyter Loic Treadaway Carver • ID

Mensaje por Wes F. Robbinson el 27.01.15 20:21

FICHA ACEPTADA
¡Bienvenido a Holywell City! Pásala bien, haz amigos, espero un descuento en mi  próxima computadora      
avatar

Libras : 140

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.